Connect with us

Comunicados de Prensa

¿Por qué los millennials y los seguros no hacen ‘match’?

Published

on


Los millennials han sido una generación que ha dado mucho de qué hablar en cuanto a sus hábitos y preferencias de consumo. Es una generación con mayor interés por servicios experienciales en lugar de optar por inversiones a futuro, como aportaciones en afore, prevención financiera o atención médica, pero ¿cuáles son los motivos?

De acuerdo con WeeCompany®, compañía pionera en la industria Healthtech e Insurtech, estas industrias, en específico el sector asegurador, ha tomado fuerza en los intentos de digitalizar los procesos y trabajar en mejorar la experiencia del asegurado para hacer más fácil la adquisición de cualquiera de sus ofertas. Sin embargo, según datos recientes de la Condusef, solamente el 7% de la población mexicana cuenta con una póliza de gastos médicos mayores y un porcentaje menor a la mitad son aseguramientos colectivos o prestaciones empresariales, lo que suma a esta cifra.

 

Esto ha llevado a la población en general, a recurrir al conocido “gasto de bolsillo”, es decir el autofinanciamiento de los servicios de salud en instituciones privadas sin la seguridad de un reembolso del gasto, representando así en la atención médica del paciente, un gasto de aproximadamente $3,786.00 pesos en consultas y tratamientos médicos.

Asimismo, estudios realizados por bancos en México sobre la empleabilidad e ingresos de los millennials, demostró que obtuvieron ingresos de hasta $7,000 pesos por mes. La renta de vivienda representa en la CDMX un 54% de su salario dejando menos del 25% disponible para poder adquirir productos o servicios de prevención para el cuidado y atención de la salud.

Erick Salazar, Marketing Brand Manager de WeeCompany comparte 5 factores clave para que los millennials hagan “match” con la adquisición de seguros:

1.-  Flexibilidad: Es un factor clave brindar planes de pago que el usuario pueda sostener sabiendo que probablemente al usar el servicio tenga que compensar la baja tarifa de mensualidad cuando solicite la cobertura o lo que en la industria se conoce como “siniestro”.

En caso contrario, si existen posibilidades económicas para la persona, dar la opción también de poder acceder a una mensualidad mayor que amortigüe al momento del siniestro con una tarifa baja.

2.- Tangibilidad: Al contratar un seguro se pueden evitar fraudes de contratación de pólizas ya que parte de las características de contratación de estos son al momento del accidente o al tener un diagnóstico que requerirá servicios especializados y tratamientos para no desembolsar el costo de la atención médica. Por ello, las aseguradoras ponen un tiempo mínimo para cubrir siniestros en específico. Esto provoca algo similar al “efecto gimnasio”.

¿Cuántos de ustedes se han inscrito a un gimnasio y acudieron solamente dos días del mes sintiéndose orillados a cancelar?

Para los seguros no es diferente, el asegurado según experiencia compartida en la retroalimentación al momento de cancelar su póliza, prioriza sus gastos diarios o planes de ahorro para otros objetivos y al no tener un beneficio inmediato, debido a que poco se entienden estos productos como prevención, opta por cancelar.

3.- Precio: Tomando en cuenta el contexto anterior sobre el ingreso del millennial, la inmediatez que busca y el beneficio rápido, el primer impacto de una cantidad mensual, semestral o anual no puede ser muy elevado. Además, a los millennials les gusta el ‘microcopy’,mensajes que dan claridad de manera breve sobre lo que incluye el producto, así como brindar ejemplos entre sus gastos diarios que puede destinar mejor al pago de estos productos.

4.- Experiencia: No es nada extraño que los nuevos agentes de venta de seguros opten por caminos digitales, lo complejo ha sido tener la dependencia de la digitalización de las aseguradoras y de los productos que las mismas les puedan proveer. Por este motivo, lo recomendable es poder generar una buena experiencia desde el canal de venta con el respaldo de las grandes compañías.

5.- Desconocimiento y cultura en seguros: México es uno de los países con menor adquisición de pólizas para salud y entre estos factores influye también el poco conocimiento técnico para saber interpretar correctamente las cláusulas. Desde el sector asegurador, se debe aumentar la iniciativa para que la población cuente con mejor entendimiento de los términos.


Te puede interesar

ONE Recomienda


Destacado

Síguenos

Suscríbete para tener notificaciones

Suscríbete al Podcast

Salir de la versión móvil