Connect with us

Apps

Cuota de mantenimiento: ¿cuáles son las consecuencias legales de no pagar y cómo proceder?

Published

on

La vida en un condominio tiene innumerables ventajas, entre ellas, la seguridad y los espacios comunes, pero también conlleva responsabilidades.

Además del respeto básico por los vecinos, los condóminos deben cumplir con el pago de las cuotas de mantenimiento para mantener la propiedad en buenas condiciones.

El valor de las cuotas es fijado por el Consejo de Administración con base en el Reglamento Interno de cada condominio, y los fondos son utilizados para cubrir todos los gastos de la propiedad, incluyendo reparaciones y servicios comunes. Mes a mes, la cuota deberá cubrir al menos los salarios del personal, los servicios públicos, los equipos, las pólizas y las herramientas.

Si bien hay vecinos que siempre pagan en tiempo y forma, nunca faltan aquellos, que por un motivo u otro, se atrasan o se niegan a pagar la cuota. Esto genera múltiples problemas al conjunto del condominio, que puede no llegar a cubrir los gastos esenciales.

El cobro de las cuotas de mantenimiento es una de las principales tareas de los administradores y las administradoras, pero muchas veces puede resultar más difícil de lo que se cree. En el caso de los vecinos morosos, hay varias medidas que pueden tomarse para intentar revertir la situación.

Lo más importante, sin embargo, es tener en cuenta que una buena comunicación es fundamental para evitar estas situaciones. “Los residentes deben tener claridad sobre el propósito de las cuotas de mantenimiento, por lo que el diálogo es crucial ante un principio de morosidad. Conversar para tratar de entender las razones por las cuales un vecino no ha podido pagar es el primer paso de cualquier acción de un administrador”, señala Enrique Gómez, director comercial de ComunidadFeliz.

Además de los intereses moratorios que se computarán a aquellos con cuotas adeudadas, existen procedimientos que pueden ayudar a presionar a los morosos una vez que el diálogo ha fracasado:

  • Pérdida del voto en las asambleas: los propietarios que no paguen puntualmente sus cuotas de mantenimiento perderán su derecho a voto en las juntas ordinarias o extraordinarias del condominio.
  • Pérdida del derecho al uso de áreas comunes (no vitales): el propietario o arrendatario que no esté al día en el pago de las cuotas de mantenimiento podrá perder el derecho de uso y disfrute de las zonas comunes como gimnasio, salón de reuniones, áreas de parrillas y piscina.
  • Anulación del contrato de arrendamiento: ante la falta de pago por parte de un arrendatario, la Junta Directiva puede reclamar la anulación del contrato de alquiler, y exigir el pago de las cuotas ordinarias o extraordinarias adeudadas al propietario, quien es el responsable del inmueble ante la ley. Según el Reglamento Condominal, todo incumplimiento de normas tiene sus consecuencias, por tanto, es obligatorio aceptar la responsabilidad que conlleva.
  • Embargo de bienes: el Consejo de Administración puede exigir legalmente a un propietario moroso el pago de las deudas de su unidad presentando los estados de cuenta, que deberán incluir los intereses de demora, los recibos de los pagos adeudados y las actas de la Asamblea General donde se establecieron las cuotas de mantenimiento.
  • Acciones legales: si se acumulan tres pagos de cuotas ordinarias impagas o de una extraordinaria en el periodo de tiempo establecido, el propietario se convierte en moroso. En ese caso, el presidente de la Junta de co-propietarios puede iniciar las acciones legales y judiciales.

Acciones que no debes tomar como administrador

“A veces, la morosidad pone a los administradores en una situación de tensión que los lleva a proceder de manera equivocada con el objetivo de presionar a los deudores. Esos errores luego pueden generar mayores problemas al conjunto habitacional o a la junta de vecinos”, aclara Gómez.

Una acción común es cortar los servicios de luz y de agua al vecino moroso. Sin embargo, estos servicios están tipificados ante la ley como servicios vitales, por lo que el procedimiento de interrumpirlos desde la administración es totalmente ilegal aun cuando la persona esté morosa.

Por eso, antes de tomar cualquier medida, la recomendación es consultar con abogados y expertos en la materia, y apelar a sistemas como el de ComunidadFeliz.mx, que ofrecen una gran herramienta a la hora de pensar en administrar un condominio de forma más efectiva. Con funciones innovadoras, tanto calcular cuotas de mantenimiento, como cobrar y gestionarlas es más fácil y transparente.

Estas facilidades para condóminos generan mayor confianza hacia la administración por la transparencia de los procesos y uso de los ingresos, por eso ComunidadFeliz se ha logrado reducir el porcentaje de morosidad en un 30%.

Te puede interesar

ONE Recomienda

AppsUser

Síguenos

Suscríbete para tener notificaciones

Suscríbete al Podcast

Copyright © 2003 - 2022 ONE DIGITAL

A %d blogueros les gusta esto: