Connect with us

Comunicados de Prensa

¿Eres totalero o haces pagos chiquitos a tu tarjeta de crédito?

Published

on

¿Eres totalero o haces pagos chiquitos a tu tarjeta de crédito?

Para que no sufras mes a mes con el pago de tus tarjetas de crédito, Prestadero explica cómo usarlas, y por qué no es bueno pagar todo con ellas.

Ciudad de México a 27 de junio de 2022.– ¿Eres totalero o haces pagos chiquitos a tu tarjeta de crédito? Prestadero, la primera comunidad de préstamos entre personas en Internet en México, explica cómo usar una tarjeta de crédito para que al final de mes no tengas tantos apuros financieros.

La semana pasada la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió incrementar en 75 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 7.75%, con efectos a partir del 24 de junio de 2022. Esta estimación de una inflación de más de 3.1% en casi todo lo que resta del sexenio actual de gobierno. Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que la inflación nacional alcanzó una tasa de 7.9% en la primera mitad de junio y se trata de su mayor registro en más de 21 años.

Con esta alza en las tasas de interés es seguro que tendrás que pagar más de intereses por el uso de tarjetas de crédito, por lo que se debe tener cuidado en cómo administrarlas, indica Gerardo Obregón, Fundador y Director General de Prestadero.com. Existen muchos mitos sobre si pagar todo con tu tarjeta de crédito o no, la realidad es que es un arma de dos filos: podría traerte algunos beneficios si sabes usarla o te podrían meter en muchos problemas. Veamos por qué.

¿Cómo usar una tarjeta de crédito? Lo primero que debes saber es que una tarjeta de crédito es cómo dinero en efectivo que te ha prestado el banco. Es un mecanismo para financiarte, y al usarla adquieres una deuda que debes pagar al final del mes.

Con tu tarjeta puedes hacer tus compras normales y pagarlas más adelante, o bien comprar a meses sin intereses; puedes pagar con pequeños pagos mensuales. Esto es para adquirir productos o servicios de precio muy alto y que no puedes pagar de contado.

Obregón recomienda: “No uses tu crédito para todo. Tener dinero disponible es muy tentador y muchos caen en el error de comprar todo con su crédito, mejor usa tu línea crediticia inteligentemente comprando solamente los artículos que no te sea posible adquirir cotidianamente como electrodomésticos, televisiones, videojuegos, muebles etc. Mejor dispón de tus créditos sólo para productos de mayor valor.”

Es cierto que los proveedores de tarjetas de crédito ofrecen algunos beneficios, sin embargo, debemos analizarlos para saber si nos convienen. Así, las instituciones nos ofrecen diferentes promociones al realizar compras con sus tarjetas como meses sin intereses, sistemas de puntos que te servirán para otras compras, descuentos dentro de sus tiendas participantes, etc. por lo que tener en cuenta estos beneficios es importante para hacer tu estrategia de compras. Los 5 temas que debes recordar siempre son:

  1. Tu capacidad de pago. Aunque este es un análisis que hace el banco para determinar tu línea de crédito debes recordar siempre cual es el monto máximo que puedes pagar por mes. Para hacerlo resta a tus ingresos los gastos ordinarios como la despensa, pago de servicios, renta, etc. Si después de hacer cuentas aún te queda dinero disponible entonces esa es tu capacidad de pago mensual: no puedes adquirir deudas cuyo monto mensual supere tu dinero disponible, o de lo contrario corres el riesgo de caer en impago.
  2. Tu fecha de corte y tu fecha de pago. La fecha de corte es el día del mes en que se hará el recuento de todas tus compras durante los últimos 30 días. Y a partir de ese momento tienes 20 días para pagar, hasta tu fecha límite de pago. Por ejemplo: Si tu línea de crédito es de $15 mil pesos y durante el mes compras un smartphone de $13 mil, pero olvidaste hacerlo a meses sin intereses; tienes hasta tu fecha límite para pagar los $13 mil en una sola exhibición. Hay quienes tienen más de una tarjeta de crédito, y seguramente no coinciden las fechas entre sí. Para ello te recomendamos tener un archivo en Excel con las tarjetas y sus respectivos tiempos.
  3. La tasa de interés anual y pagos mínimos. Es sumamente importante conocer la tasa de interés anual y los pagos mínimos, es básico para saber cómo usar una tarjeta de crédito.

    La tasa de interés es el porcentaje que incrementaría tu deuda en caso de que dejes de pagar. De esa manera tu deuda crece interés sobre interés.

    Los pagos mínimos son la cantidad que requiere tu banco para no reportarte a Buró de Crédito en mora. De esta cantidad sólo una parte va al pago de capital (mínimo el 1.5%) y el resto al pago de intereses.

    Si compras a meses sin intereses divide el valor de tu compra entre el número de meses que piensas pagar y la cantidad resultante es el pago mensual que debes hacer para liquidar tu deuda de forma satisfactoria. Si pagas menos que eso, sólo el pago mínimo, tardarás más tiempo en terminar de pagar.

  4. Comisiones y recargos. Algunas instituciones cobran un pago anual por tener la tarjeta y hacen recargos por no usarla, así que es bueno tenerlas presentes para evitar cobros innecesarios. No olvides las tarjetas adicionales que también se paga por ellas.
  5. Ser totalero. Lo ideal es ser totalero, es decir, conviértete en la persona que liquida en la fecha de pago (o antes) todo lo que firmó en el mes o corte de su tarjeta de crédito. Un totalero no va arrastrando saldos de meses anteriores en su tarjeta de crédito y no paga intereses. Un totalero maneja bien sus fechas y su financiamiento y así no le cuesta ni un peso más. ¿Por qué está padre ser totalero? Porque si sabes usar sabiamente el ciclo de crédito puedes “jinetear” el dinero hasta 49 días sin que te cueste.

    Además, las personas que son muy disciplinadas con sus finanzas utilizan constantemente sus tarjetas para hacer uso de los beneficios que les ofrecen, como puntos, millas para viajes, meses sin intereses, etc. Sin embargo, estas personas, difícilmente se retrasan con sus pagos y no gastan más de lo que realmente tienen.

Ahora ya tienes las bases sobre cómo usar una tarjeta de crédito y evitar endeudarte más allá de tu capacidad. Recuerda que la tarjeta de crédito es dinero que debes pagar, esa es la premisa para evitar descalabros, reafirmó Obregón.

Para no sufrir mes a mes con el pago del crédito, busquemos controlar las compras y el uso de los plásticos para que las mensualidades sean cómodas. Lo ideas es no abusar de este recurso, ya que tener demasiados productos o servicios a pagos pequeños le podrían cargar mucho la mano a nuestra economía, y ahora los tiempos no están muy alentadores financieramente.

Te puede interesar

ONE Recomienda

AppsUser

Destacado

Síguenos

Suscríbete para tener notificaciones

Suscríbete al Podcast

Copyright © 2003 - 2022 ONE DIGITAL

A %d blogueros les gusta esto: