Connect with us

Comunicados de Prensa

4 formas de controlar el comercio electrónico B2B y llevarlo al siguiente nivel

Published

on

4 formas de controlar el comercio electrónico B2B y llevarlo al siguiente nivel

En el mundo del comercio electrónico, uno de los errores más grandes y de mayor impacto que tienen las empresas es la pérdida del control sobre su valor más preciado: los datos.

La posibilidad de perder el control de costos, el control de riesgos y el control general del negocio debido a sistemas complejos con los que los líderes no están familiarizados, es una pesadilla.

“Esta situación puede cambiar al contar con las herramientas correctas; las soluciones de e-commerce son altamente sofisticadas y personalizables, por lo que ayudan a las empresas a manejar una estrategia efectiva en comercio electrónico sin perder el control de su operación ni de su información”, comenta Cas Nieskens, Director General de Sana Commerce Latinoamérica.

De acuerdo con Sana Commerce, plataforma de comercio electrónico B2B diseñada para contribuir al éxito de distribuidores, fabricantes y mayoristas, fomentando relaciones duraderas con sus clientes; las cuatro formas clave en que el comercio electrónico puede ayudar a las organizaciones a controlar y llevar su negocio al siguiente nivel son:

1.- Control de costos

Una de las formas más sencillas en que las empresas pueden controlar los costos operativos es a través de una mayor eficiencia, impulsada por la tecnología. Las soluciones de comercio electrónico basadas en la nube brindan a las empresas una plataforma que permite la reducción de costos internos, al mismo tiempo que aumenta las ganancias, con gastos más controlables. Esto acelera los procesos manuales que requieren mucho tiempo, lo que se traduce en un ahorro grande en cuestión de costos operativos.

2. Control de riesgos

Las herramientas de comercio electrónico, al igual que las aplicaciones en la nube, brindan puntos de integración cercanos y una arquitectura segura, lo que garantiza el éxito operativo y, por lo tanto, un riesgo mínimo de fallas. Al ofrecer la integración de los sistemas, las empresas pueden estar seguras de que los datos siempre son confiables, actualizados y reflejan el negocio, creando una mayor confiabilidad a los clientes. Las empresas ahora tienen una opción: controlar el riesgo a través de datos alineados.

Al lanzar un nuevo sitio de comercio electrónico, las empresas pueden optimizar significativamente los procesos internos. Gracias a la reducción de tareas administrativas, el personal de ventas tiene más tiempo para asesorar a los clientes y construir relaciones más sólidas, apoyando el desarrollo comercial.

3. Control comercial a medida que la empresa crece

Las empresas que experimentan un crecimiento exponencial enfrentan una alta probabilidad de que sus datos se desordenen y sean difíciles de manejar. Todo, mientras aumenta la demanda, haciendo que la infraestructura tecnológica sea demasiado lenta para adaptarse a los cambios. El comercio electrónico puede proporcionar un contexto derivado de muchos datos, lo que  permite a las empresas obtener información para tomar decisiones directamente en función de los números. Es una forma muy poderosa de almacenar datos, tomar decisiones y generar acciones, campañas de marketing y planes comerciales a corto, mediano y largo plazo.

El ecommerce integrado al ERP elimina la necesidad de replicar toda la lógica comercial, los procesos y los datos. Esto ahorra el recurso más preciado: el tiempo. El mantenimiento a corto y largo plazo se vuelve menos exigente, lo que ayuda a tomar decisiones más rápidas e informadas.

4. Control de personalización

Las empresas heredadas no tienen un futuro garantizado. En la era del comercio electrónico, no se trata de la historia de una empresa, sino de hacia dónde puede llevar esa empresa a los compradores. El diferenciador clave de hoy es la experiencia positiva del cliente: antes era considerada una opción para las compañías tenerla, en la actualidad es imprescindible.

Los últimos años han demostrado que una buena gestión en e-commerce es la clave para que las empresas se expandan, lleguen a nuevos clientes, mejoren la experiencia del cliente y creen una experiencia de cliente intuitiva y rápida.

“Sin duda, contar con herramientas tecnológicas para el e-commerce, que además puedan integrarse al ERP y funcionen como uno solo, es fundamental, pues esto permite eliminar los datos aislados, las complejidades innecesarias y los riesgos de las soluciones de comercio electrónico. Al integrar ambas tecnologías hoy es posible contar con autogestión y personalización de los clientes y completa transparencia, al eliminar errores y retrasos y, finalmente, la evolución y crecimiento constante para superar las crecientes expectativas del mercado”, concluyó Cas.

 


Te puede interesar

ONE Recomienda


Destacado

Síguenos

Suscríbete para tener notificaciones

Suscríbete al Podcast

Salir de la versión móvil