Connect with us

Comunicados de Prensa

¿Compras en línea? Tips de seguridad para recibir paquetes

Published

on


Llegar a un domicilio para dejar un paquete no es un hecho fortuito, supone una organización, un servicio de una empresa y un costo a asumir.

Por lo tanto, la distribución y el momento de entrega son una parte esencial de la experiencia de compra para cada consumidor.
Y como ya es habitual recibir numerosos paquetes a domicilio, más ahora en un contexto en el que incrementan las compras debido a eventos como Buen Fin o Cyber Monday, vale la pena repasar unas medidas de seguridad básicas y acciones preventivas que el comprador puede activar a la hora de salir por su paquete.
Francisco de Villalobos, líder de Producto de clicOH, recomienda las siguientes medidas y observaciones para usuarios que compran con frecuencia.

 

  1. Se recomienda que siempre sea un adulto el que participe de todo el proceso de la entrega. Niños, adolescentes o una persona mayor no son los ideales para abrir la puerta, cargar un paquete, firmar la orden de recepción frente a un repartidor. La simple observación de una “ventana de vulnerabilidad” puede despertar un futuro hecho delictivo. El llamado desde un portero, la apertura de la puerta de entrada, la firma y la carga de paquete hacia adentro del hogar debe ser preferentemente atendida por un adulto. Por lo tanto, a la hora de comprar, los datos de ese adulto deberían figurar como referente para facilitar y agilizar el proceso de entrega.
  2. Para tener certeza de la fecha de envío, se recomienda utilizar los sistemas de seguimiento o notificación que indicarán la fecha de entrega. Hay dos sistemas ampliamente utilizados para revisar el estado de un envío. Uno de los más populares es el que depende de un código y link que se le envían al cliente en el momento de la confirmación de compra en donde, después de introducir el código, se comienza a visualizar la condición del paquete. El usuario debe entrar en una plataforma, ingresar el código y ver cuando el sistema le avisa que su paquete puede estar en diversos estados: “En preparación”, “Listo para despacho”, “Recolectado por el transporte” o que ya salió del depósito y está “En ruta de entrega”. Es un sistema que no tiene mucha precisión sobre los tiempos exactos de entrega y hay que contemplar un ancho margen de horas de espera cuando el paquete está en camino. El otro sistema es el mensaje al teléfono celular del cliente final. Suelen ser más precisos para definir el momento de entrega y también facilitan la interactividad entre los choferes y el destinatario, ya que es posible comunicar el momento preciso en que se realiza la entrega. “Hay sistemas más modernos como alertas por email y whatsapp que avisan que el chofer está dirigiéndose a destino. La alerta contiene un link a un mapa dinámico de seguimiento donde se puede visualizar el recorrido de la camioneta yendo a su destino en tiempo real. En el mapa se suman los datos del chofer (nombre y apellido) y del vehículo (marca, modelo, color, patente)” comenta Francisco de Villalobos de clicOH.
  3. La identificación visual del repartidor es otro punto importante. Hay empresas de servicios de última milla que trabajaron muy bien su identidad y la trasladaron con colores fáciles de asociar a la vestimenta, mochilas y logos. Es más común verlo cuando se trata de una empresa de delivery. Distinto es el caso de los choferes que pueden trabajar para varias empresas a la vez, y por lo tanto, no llevan la vestimenta con una marca que los distinga. En este caso lo importante es identificar primero el paquete que lleva -que seguramente esté en buenas condiciones y rotulado con el nombre conocido de una empresa-. Otras señales describen a un chofer en horario de trabajo es que, por lo general, dejará su vehículo cerca y a la vista para descargar el paquete o en ocasiones ya lo tendrá en la mano para agilizar la entrega. Portar un celular, tablet u hoja en la mano es otra forma de corroborar de que quien realiza la entrega necesita una firma o datos del receptor para completar y cobrar por su tarea.
  4. Se recomienda no entrar en diálogo con gente desconocida. Quien realiza la entrega suele tener poco tiempo porque le apremia completar el resto de los envíos. No tiene que llevar ningún dato adicional del domicilio más que la certeza de haber entregado a la persona correcta en el lugar correcto. No se deben responder a propuestas como  “Dígale a su hijo que salga y la ayude con el paquete o…¿no está su hijo para llevar esto? ¿no tiene a nadie quien la ayude? “Es importante evitar contestar preguntas fuera de lugar ya que permite a una persona desconocida disponer de una información que es mejor no hacer pública. Suceda o no suceda algo, lo mejor es prevenir”, recomienda Francisco de Villalobos de clicOH.
  5. Evitar responder a las encuestas que llegan al móvil pidiendo datos personales. Ninguna encuesta de satisfacción del cliente puede exigir datos bancarios o de tarjetas de crédito.
Si bien estos consejos podrían parecer muy básicos, lo cierto es que con la normalización de comprar en línea y recibir paquetes, se pasan por alto algunas medidas preventivas que en un inicio sí tomábamos en cuenta para protegernos.


Te puede interesar

ONE Recomienda

AppsUser

Destacado

Síguenos

Suscríbete para tener notificaciones

Suscríbete al Podcast

Copyright © 2003 - 2022 ONE DIGITAL

A %d blogueros les gusta esto: